Conoce algunos problemas que se presentan a la hora de leer

Te has preguntado ¿por qué algunas personas presentan problemas en su profesión o durante el estudio de su carrera universitaria? Si te respondemos, que muchas veces es por dificultades con la comprensión de la lectura ¿nos creerías? En nuestro blog te explicamos el porqué.

Una de las causas sin lugar a equívocos, es la falta de comprensión en la lectura requerida para el cumplimiento de las actividades diarias, tanto en el trabajo como en la universidad, desmejorando sustancialmente la eficacia o el rendimiento que se espera de un profesional o de un estudiante de nivel superior.

Estos son los problemas que hemos detectado a través de nuestros años de experiencia:

  1. El vocabulario limitado ¡te limita!

Otro inconveniente con el que se enfrenta un lector, es cuando se “enfrenta” con un texto, cuyo vocabulario casi no entiende, dificultando en gran medida la comprensión. De ahí la importancia de crear el hábito de la lectura, que da como premio riqueza en tu léxico. 

Para una lectura fluida se necesita, además del conocimiento amplio del vocabulario, una lectura oral correcta, un buen hábito y muchas ganas de aprender. Esta actividad se debe convertir en parte de tu vida diaria y el diccionario en tu mejor aliado, a la hora de leer. 

(Revisa el diccionario de la Real Academia Española https://bit.ly/33aY4Lf )

El miedo a leer los temas desconocidos te empobrece

Pobreza es escasez y en este contexto, el temor a la hora de aprender  algo nuevo o cuando empieces con la lectura de un tema desconocido, no permitirá la comprensión y mucho menos el aprendizaje de lo que te esté llamando la atención.  

Si necesitas enriquecer tu intelecto sin mayores esfuerzos, requieres de una buena técnica, un entrenamiento riguroso y un hábito, para que tu comprensión lectora sea todo un éxito.

  1. Las malas estrategias de comprensión te afectan

Te ha pasado que cuando lees un texto, debes volver una y otra vez sobre el mismo, ya que no entiendes el mensaje real. Si has vivido esta experiencia, es porque definitivamente te hace falta adquirir una adecuada lectura estratégica, la cual va relacionada con las características del tema y el propósito que tengas.

Los expertos consideran que la lectura estratégica es la disciplina académica, que verdaderamente conduce a la formación de buenos lectores, quienes también suelen ocuparse por la buena escritura. El estudio de cada tipo de texto que te interese, te permite darle un buen manejo al momento de leerlo o de escribirlo.

  1. La baja velocidad en la lectura incide en la comprensión

Se suele tener problemas con la comprensión en la lectura cuando la velocidad es baja, ya que leer palabra por palabra hace difícil que una persona pueda captar la idea global del texto, de alguna manera se “pierde”.

No se trata de romper un récord mundial, la clave está en que haya una armonía entre el ritmo de lectura y la comprensión, en leer con atención, con disposición receptiva hacia el texto y una velocidad que poco a poco se puede ir incrementando, con un entrenamiento simple de los músculos oculares y con la ampliación del campo visual que permite el acceso a la información de una manera más rápida. 

Actualmente, existe una metodología académica, que es conocida a nivel mundial, como Lectura Estratégica, la cual desarrolla la comprensión y triplica la velocidad, además de incrementar la concentración y el enriquecimiento de la redacción.

5. La falta del hábito de lectura afecta a muchos

Los malos hábitos de lectura tienen alta repercusión en las fallas del aprendizaje, de hecho es una de las causas del fracaso escolar en los niños y jóvenes, así como la falta de éxito de muchos profesionales.

Así que, si no tienes el hábito de leer, no te preocupes lo puedes adquirir con un curso donde te enseñen una adecuada lectura estratégica.

Desafortunadamente, en el sistema educativo no se enseña las estrategias de comprensión, ni el amor por la lectura. Esta falla viene desde la educación básica tanto en los colegios, como en los hogares donde no se inculca este hábito. 

Si te identificas con alguno o con todos los puntos enunciados, necesitas ya un curso de lectura estratégica.

!Déjanos tu comentario!

Más contenidos seleccionados para ti